fbpx
Inicio SKINCARE Protección Solar 101: derribando mitos

Protección Solar 101: derribando mitos

Por @eve_lynvv

Cuando hablamos de protección solar, casi siempre lo relacionamos exclusivamente al aplicarnos protector solar cuando vamos a la playa o para no quemarnos en verano, ¿debiera ser así?

La protección solar es sub-entendida a mi parecer… porque sólo se piensa en ella cuando “hay mucho sol” o cuando toca ir a la playa, pero aún siento que no se toma conciencia de toooodo lo que abarca el concepto de “Protección solar”, ya que no es solo aplicarse bloqueador en el formato que sea, sino también aplicarlo en cantidad adecuada, re-aplicarlo cada dos horas, protegerse con ropa, evitar la exposición directa al sol, usar accesorios que cuiden otras partes de nuestro cuerpo. Es un todo, una suma de acciones que nos protegen.

Veamos ahora cuáles son los mitos o dichos que más confusión causan:

¿Hay alguna diferencia entre un protector físico y químico?

Además del hecho de que ambos tipos de protectores tienen diferentes filtros, existen diferencias sutiles entre ambos tipos de protectores, que van relacionadas más al acabado que dejan en la piel y al aspecto cosmético (protectores de tipo “químico” o más bien, orgánico son más ligeros e hidratantes, por ende con mejor recepción de los consumidores, mientras que los de tipo “físico” o inorgánico, son más densos y resecantes para piel seca).

Años atrás se mencionaba una diferencia en cuanto al mecanismo de acción, pero tras un estudio publicado el año 2017, que determinó que ambos tipos de filtros actúan de manera similar y que los filtros inorgánicos reflejan los rayos UV sólo en un 5%, mientras el 95% restante se degrada en calor, exactamente como el modo de funcionamiento de los protectores orgánicos, se dejó de mencionar aquello como una diferencia.

Otro punto que se mencionaba bastante seguido, se refería a la seguridad y menor reactividad de los filtros inorgánicos (minerales) frente a los de tipo orgánico; pero, a menos que se trate del filtro Octocrylene que en algunas personas desencadena alergias, los filtros orgánicos son muy seguros para el uso humano.

¿En qué paso va el protector solar y cómo se aplica?

El protector solar va siempre en la rutina de día, como el último paso de tu rutina de cuidado de piel. Se usa posterior al hidratante y previo al maquillaje.

La cantidad adecuada de protector que necesitamos para cara, cuello y orejas, es de dos dedos (índice y dedo medio), donde aplicaremos esa cantidad al rostro y esparciremos suavemente para que el filtro solar se asiente en la piel. No debiéramos frotar.

Si tus ojos son sensibles, te recomiendo que busques los formatos waterproof o resistentes al sudor, ya que la posibilidad que el producto se deslice por tu rostro es menor, reduciendo el riesgo de irritaciones oculares. Si no hay caso, protégete con lentes de sol con filtro UV.

Los filtros solares ya actúan desde que los aplicas, así que apenas los aplicas, estás listo para salir.

Si te preocupa la comodidad, existen diferentes formatos disponibles, pero ten en cuenta que no todos son recomendados para la primera aplicación por su baja protección. Los mejores formatos para aplicar la primera vez son aquellos líquidos o un poco más densos: gel, crema, leche. Deja los formatos más cómodos como cushion, barra, polvos y spray para la reaplicación.

¿Hasta qué hora se reaplica el protector solar?

Hasta la hora de la puesta de sol en tu localidad, o si no quieres esperar tanto, hasta las 18 hrs o cuando veas que los niveles de radiación UV han bajado hasta 1-2.

¿Qué formato es mejor?

Para mí, el mejor formato es en gel-leche. Es fácil de medir, aplicar y reaplicar. Pero si sales mucho, quizás prefieras formatos más cómodos de transporte como cushion (esponja) o barra. Usualmente estos formatos los aplicas directo a tu rostro sin necesidad de medir o tener que usar tus manos directamente en la piel, por lo que resultan más “higiénicos” a la hora de reaplicar el protector solar en tu rostro. Tan solo ten cuidado de limpiar la barra con un pañuelo desechable una vez la termines de usar, y de limpiar periódicamente (al menos 1 vez a la semana) tu esponja aplicadora de cushion (se llama air puff).

¿Cuál es el problema con el maquillaje con SPF? ¿Pasa lo mismo con los protectores solares con color?

El punto en contra que tiene el maquillaje con factor de protección solar (SPF), es que para que puedas obtener la protección que promete la marca en el empaque tienes que aplicar mucha más cantidad de la usarías con cualquier otro maquillaje, entonces el acabado cosmético que obtendrías sería poco cómodo (tu piel no luciría bien con exceso de producto).

Con los protectores con color, el mayor “contra” que se da, es el tono oxidado anaranjado, que no se ve bien o que no prefieren todas las personas, además del acabado poco elegante que queda al aplicar la cantidad usual de protector que necesitas para proteger adecuadamente tu piel.

¿Puedo usar el protector solar de cuerpo en el rostro?

Sí, puedes. Pero ten en cuenta que la piel del resto del cuerpo suele ser más seca que la del rostro, entonces es posible que si tienes piel mixta o grasa, la piel de tu rostro no se sienta cómoda o la sientas muy grasa y molesta.

¿Puede ser incompatible con la crema?

En ocasiones sucede que si tu crema o hidratante previo al protector solar es muy siliconado o contiene muchos aceites, tu protector solar podría salirse a pellejitos (este efecto es conocido como pilling).

Si notas que eso te sucede, trata de verificar si es una incompatibilidad de ingredientes, si estás frotando mucho tus productos o no dejaste que tu hidratante se asentara antes de aplicar el protector solar.

Dicen que no puede dejarse todo el día en la piel

Los filtros UV se degradan incluso estando ya en el empaque. Es por ese motivo, que los protectores solares tienen una fecha límite para ser usados, incluso estando sellados. Cuando los aplicas en la piel, de inmediato comienzan a actuar, degradándose con el paso de las horas y también en caso de sudor. Por esto es que tenemos que reaplicar cada dos horas, para que la protección vuelva a ser la que nos promete el producto. No debería dejarse todo el día en la piel, pero si lo haces…tampoco es que termines con mucha cantidad de protector solar en ella, más si no lo reaplicas.

¿Como se retira el protector solar?

Si tu protector es de filtros minerales, o tiene textura muy densa o efecto tone-up, te recomiendo que realices tu doble limpieza para limpiar apropiadamente los pigmentos. Si tu protector es ligero, entonces basta la limpieza acuosa para poder retirarlo.

¿Son todos los protectores “oil free” no comedogénicos?

Que un producto sea libre de aceites no implica que no pueda obstruir tus poros y causar acné. La comedogenia puede sucederte con cualquier ingrediente que reaccione mal en tu piel.

¿Dañan los arrecifes?

Sí bien existen algunos filtros UV que tienen efecto negativo en el blanqueo de los corales, no son los mayores responsables de este suceso, que está más ligado al Calentamiento global. De cualquier modo, si por algún motivo visitas sitios donde existan poblaciones de coral, evita usar los siguientes filtros: Oxybenzone, Octinoxate, Zinc oxide, 4-MBC. En este post de Michelle (Lab Muffin) ella trata el tema a profundidad.

¿Es real el daño por luz azul? qué protectores solares nos sirven?

La mayoría de las personas no tienen por qué preocuparse de la exposición a la luz visible o a la luz azul de las pantallas, pues la luz que se emite no es la suficiente como para que observemos efectos negativos en nuestra piel. La única excepción apunta a quienes tienen piel más oscura y son muy propensos a la pigmentación.

¿Qué tipo de productos son los que pueden ayudarte a proteger tu piel de esta luz?

Protectores solares o productos de maquillaje (base-bbcream) que contengan pigmentos de óxido de hierro. Pero también, protectores solares que contengan dióxido de titanio como pigmento, pues este ingrediente ayuda a reflejar un poco más la luz blanca. Da lo mismo si son protectores solares con filtro mineral o filtro orgánico…lo que importa es que además dióxido de titanio como pigmento, también lleven pigmentos de óxido de hierro, y antioxidantes para neutralizar el daño de radicales libres.

¿Qué pasa con los protectores solares coreanos actualmente?

Si bien el escándalo que comenzó con el testeo a los protectores de Purito se ha ido ampliando a otras marcas pequeñas, no todas han caído en este problema. Si tienes dudas sobre el SPF de tu protector contacta a la marca y pídeles que realicen sus investigaciones, o revisa la cuenta de insuk_ahn (en Instagram) ya que ella, como directora del Instituto Coreano de ciencias Dermatológicas, ya ha testeado varios protectores solares y ha publicado resultados. No todos los protectores solares coreanos han resultado tener niveles de SPF bajos como los de Purito y Keep cool, por ejemplo el de Iope fue testeado y cumplía con lo que prometía, lo mismo otras marcas que llevan más tiempo en el mercado. El tema está en desarrollo así que hay que esperar unos meses más.

¿Hay que hacer toda la rutina para reaplicar?

No. Si trabajas en oficina o estás en tu casa, sólo tienes que reaplicar tu protector solar en la cantidad adecuada, y listo. Si trabajas en labores en exteriores donde estás expuesta a mucho polvo, tierra o donde tu rostro se ensucie demasiado, si te recomiendo limpiar un poco con agua micelar, aplicar un hidratante y tu protector solar, para que reaplicar no sea algo que te cause picazón o te deje la piel más sucia.

¡Esperamos haber resuelto tus dudas respecto al protector solar! ❤️

Sigue el blog de Eve en www.koreanbeautydream.com.

Compartir:

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Criptoglowis